Reparación de Turbos

Los turbos son bombas de aire caliente que fuerzan la entrada de aire en el motor. Con más aire entrando a los cilindros del motor, el motor desarrolla un funcionamiento más eficaz, aumentando la potencia y reduciendo el consumo y las emisiones de gases contaminantes.

Averías comunes en los turbos

  • Mala utilización del vehículo: acelerones en frío sin respetar que el motor alcance la temperatura de funcionamiento. Provoca un mal engrase del turbo debido a que el aceite no se encuentra todo lo fluido que debería estar.
  • Elevar el número de revoluciones del motor estando parado o en punto muerto y desconectar el motor rápidamente. Ello causa que el eje del turbo no se lubrique y se refrigere como es debido, sufriendo un desgaste prematuro.
  • Utilizar aceites inadecuados. Implica desgastes en los casquillos del eje del turbo y provoca posibles obstrucciones del conducto de subida de aceite, con la consiguiente rotura del mismo.

Recomendaciones para el mantenimiento de los turbos

  • Respetar temperaturas de funcionamiento del motor antes de aumentar las revoluciones y velocidad del vehículo.
  • Dejar funcionar al menos un par de minutos el motor «a ralentí», para que el aceite pueda refrigerar el eje del turbo y evite su deformación.
  • Utilizar aceites de motor que cumplan con las características que el fabricante recomienda y con las normas anticontaminación establecidas.
  • Realizar el cambio de aceite del motor respetando el kilometraje recomendado por el fabricante.

Sintomas de turbos averiados o a punto de fallar.

  1. Humo blanco/azulado y consumo alto de aceite: Si el consumo de aceite se dispara puede ser debido a falta de hermeticidad del eje del turbo que provoca entrada de este en la admisión y sea quemado en el motor. Si detecta estos sintomas acuda rápidamente a un taller especializado para la reparación del turbo antes de que el fallo total pueda provocar el gripado del motor. (es un caso extremo pero puede llegar a suceder)
  2. Rendimiento inferor o tirones: Los turbos de geometría variable buscan un mayor rendimiento modificando el ángulo de las álabes de la turbina mediante un electromecanismo, a causa de las altas temperaturas este puede averiarse. Si detecta una perdida de potencia o tirones acuda a un taller especializada para la descabonización ocasionada por el fallo y reemplazo del mecanismo.
  3. Silbidos en el vano motor: Si oyes que tu motor resopla o que el sonido se vuelve más fuerte de lo habitual es posible que tenga una perdida de presión en el turbo, puede deberse a la rotura de uno de los manguitos y al forzar al trabajar forzado puede llevar a una averia mayor de este.
  4. Ruidos y maullidos extraños bajo el capó: Mal asunto, las aspas de la turbina han entrado en contacto con la carcasa y está destruyendose pudiendo entrar en el motor provocando una avería fatal. Pare el motor y lleve el vehículo en grua al taller especializado, con suerte sólo se habrá roto el turbo y la reparación no será tan costosa.

En Autoreparaciones Sánchez estamos especializado en reparación, reconstrucción y venta de turbos de coches, todoterrenos, furgonetas, autobuses y barcos. Disponemos de banco de pruebasequilibrador digital.

Y además, también disponemos de turbos de intercambio que se pueden enviar a toda España en 24h.

Y recordad que la Garantía en todos nuestros turbos es de 1 año.

Ven y pídanos presupuesto sin compromiso.