Reparación de Cardán

El cardán es uno de los componentes de la transmisión del automóvil. La función del cardan es transmitir el esfuerzo de rotación del motor a las ruedas motrices del vehículo, permitiendo el movimiento de suspensión y de giro de las ruedas delanteras.

Componentes del cardán

Los cardanes constan de tres componentes principales: Pieza de acople al eje motor, eje conductor y pieza de acople al eje conducido. También tiene otros dispositivos auxiliares como las cubiertas de protección, el mecanismo de giro libre y el mecanismo limitador de torque.

Pieza de acople al eje motor. Dispone de un orificio estriado que se acopla al árbol de toma de fuerza del tractor u otro tipo de fuente de potencia. Se mantiene en posición mediante un mecanismo de presión, que evita su desplazamiento horizontal.

Eje conductor. Eje del cardán que transmite la potencia rotativa. Puede ser fijo o con una conexión telescópica que permite absorber desplazamientos horizontales (pequeños cambios de distancia entre la entrada y salida de potencia).

Pieza de acople al eje conducido. Es similar al acople al eje motor, por lo que dispone de un orificio estriado que se acopla al eje conducido del implemento u otro tipo de maquinaria. Se mantiene en posición mediante un mecanismo de presión, que evita su desplazamiento horizontal.

Cubiertas protectoras. Son generalmente tubos o conos de plástico que evitan la entrada en contacto directo con las piezas en movimiento (ejes y horquillas), a la vez que las protegen de la acción de agentes externos (hierbas, ramas, polvo, etc.)

Dispositivo de giro libre. Mecanismo que permite la transmisión del movimiento libre desde el eje motor hacia el eje conducido. Es normalmente utilizado con una máquina que tiene una gran inercia. En estas máquinas cuando se corta la transmisión de potencia la inercia de sus piezas romperían el cardán, por lo que este mecanismo permite el giro libre de la máquina hasta que se detenga por sí misma. También es útil cuando se produce una trabazón brusca en la máquina que recibe el movimiento.

Dispositivo limitador de torque. Mecanismo que corta o limita la transmisión de movimiento entre el eje motor y el eje conducido (por ejemplo, entre el tractor y el implemento) cuando el torque alcanza un valor máximo prefijado.

Cadena para limitar el desplazamiento. Medio, generalmente una cadena, que evita que las dos partes de un cardán con eje telescópico se separen accidentalmente.

Rodamientos. Las partes en contacto del cardán durante su giro deben disponer de rodamientos adecuados (generalmente de varillas). Esto se aplica a las puntas de las crucetas y su acople en las horquillas.

Orificios de lubricación. Son los orificios dotados de boquillas de lubricación que permiten aplicar el aceite lubricante y que éste llegue a los rodamientos.

Sustitución o averías del cardán

Normalmente el cardán se sustituye por uno nuevo superados los 100.000 kilómetros. Sin embargo, dado que una avería de esta pieza supone la inmovilización del vehículo (queda inutilizada la transmisión a las ruedas), es recomendable revisar su estado cada vez que se realice una revisión.

Sufrir una avería en el cardán puede resultar extremadamente peligroso si sucede en medio de una curva, pues se perdería el control de la dirección del vehículo. Para evitar esta clase de sustos, Autoreparaciones Sánchez recuerda que hay algunos síntomas que delatan que algo va mal.

En los coches de tracción delantera, se puede escuchar un ruido constante del juego de articulaciones en las curvas. En este caso saber en qué lado está el problema es tan fácil como seguir el ruido.

Sin embargo en los vehículos de tracción trasera, el fallo en el cardán se hace patente al circular recto, se aprecian unos ruidos más ligeros al pisar el acelerador.